español
2023 State of the State
Gun Violence Prevention
Public Safety
January 10, 2023
Albany, NY

Spanish Translation: La Gobernadora Hochul Anuncia Las Principales Iniciativas E Inversiones En Seguridad Pública Para Reducir La Violencia Armada Y Los Delitos Violentos

TOP
Spanish Translation: La Gobernadora Hochul Anuncia Las Principales Iniciativas E Inversiones En Seguridad Pública Para Reducir La Violencia Armada Y Los Delitos Violentos
Share

Amplía las Unidades de Estabilización Comunitaria de la Policía del Estado de Nueva York, refuerza la participación de los oficiales en las Fuerzas Especiales Federales y aumenta los rangos de la división al ofrecer cuatro clases académicas sin precedentes para los nuevos reclutas

Duplica el financiamiento estatal para la iniciativa de eliminación de la violencia relacionada con armas (GIVE) reconocida a nivel nacional y más que triplica la ayuda a las 62 oficinas del fiscal de distrito del estado

Realiza una inversión récord en alternativas al encarcelamiento y programas de reingreso que reducen la reincidencia y propone aclarar las leyes de fianza para proteger mejor a los neoyorquinos

Fortalece la respuesta del estado para abordar el flujo de fentanilo hacia las comunidades

La Gobernadora Kathy Hochul hoy, como parte del Estado del Estado 2023, anunció importantes iniciativas e inversiones en seguridad pública, ampliando programas y servicios probados para reducir aún más la violencia armada y otros delitos violentos, reducir la reincidencia, abordar el flujo de fentanilo mortal y mejorar la eficacia del sistema judicial, que se vio interrumpido por la pandemia. La Gobernadora propone un plan integral para ampliar la cantidad de Unidades Comunitarias de Estabilización de la Policía del Estado de Nueva York, reforzar la participación de los oficiales en las fuerzas especiales federales y aumentar los rangos de la Policía Estatal al ofrecer cuatro clases académicas sin precedentes. La gobernadora Hochul también propone duplicar los fondos para la iniciativa de eliminación de la violencia relacionada con armas de fuego reconocida a nivel nacional, más del triple de las subvenciones de ayuda para enjuiciamiento a las 62 oficinas de los fiscales de distrito del estado e invertir fondos récord en alternativas al encarcelamiento y programas de reingreso para reducir reincidencia, aumentar las oportunidades para las personas que regresan a casa después de cumplir sentencias de prisión, mejorar la calidad de vida en los vecindarios y hacer que las comunidades sean más seguras.

"La seguridad pública es mi principal prioridad", dijo la gobernadora Hochul. "Me comprometo a utilizar todas las herramientas a mi disposición para proteger a la gente de este estado, tomar medidas enérgicas contra la violencia armada y los delitos violentos, e invertir en soluciones comprobadas que mantengan seguros a los neoyorquinos".

"En Nueva York, estamos comprometidos a reducir el crimen, construir vecindarios más seguros y romper los ciclos de reincidencia", dijo el vicegobernador Delgado. "Estas inversiones directas en nuestras comunidades mantendrán seguros a los neoyorquinos y harán que nuestro estado avance".

La nueva inversión de la Gobernadora permitirá que la Policía del Estado de Nueva York, la División de Servicios de Justicia Penal y el Departamento de Correccionales y Supervisión Comunitaria amplíen los fondos, los programas y los servicios que han demostrado marcar la diferencia. La Gobernadora Hochul también trabajará con la Legislatura para aclarar las leyes de libertad bajo fianza del Estado a fin de restaurar la confianza en nuestro sistema de justicia penal.

El superintendente interino de la policía estatal, Steven A. Nigrelli, dijo: "Estamos enfocados en trabajar con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para aprovechar el éxito que hemos tenido en la eliminación de armas ilegales de nuestras comunidades y la reducción de la violencia armada en todo el estado. La propuesta de la gobernadora Hochul garantiza que tenemos los recursos adicionales necesarios para cumplir plenamente esta misión. Agradecemos el liderazgo de la Gobernadora y el apoyo continuo de la Policía Estatal".

La comisionada de la División de Servicios de Justicia Criminal, Rossana Rosado, dijo: "La gobernadora Hochul ha avanzado una estrategia integral para mantener seguros a los neoyorquinos y ayudar a garantizar nuestro sistema de justicia para todos. Al expandir y mejorar los programas que han demostrado ser efectivos para prevenir la violencia armada, reducir la reincidencia y abordar necesidades de la comunidad, la Gobernadora continúa creando un estado más seguro. Agradezco a la gobernadora Hochul por su firme liderazgo y por su apoyo a las estrategias de seguridad pública que funcionan, incluida nuestra iniciativa GIVE, la Red del Centro de Análisis del Crimen, las alternativas al encarcelamiento y la detención, y la financiación fundamental para las reformas judiciales recientes, incluidos los procedimientos de descubrimiento y previos al juicio".

El comisionado interino del Departamento de Correccionales y Supervisión Comunitaria, Anthony J. Annucci, dijo: " El Departamento se enorgullece del trabajo que realizan nuestros oficiales de libertad condicional, investigadores y otros socios encargados de hacer cumplir la ley que participan en la iniciativa GIVE que resultó en la incautación de una cantidad significativa de armas de fuego ilegales, protegiendo a los neoyorquinos. Elogio a la Gobernadora por su enfoque equilibrado de varios frentes para la seguridad pública con fondos mejorados para GIVE, brindando recursos para apoyar alternativas al encarcelamiento, al mismo tiempo que expande el uso del monitoreo electrónico y la supervisión intensiva mejorada por parte del Departamento a través de la Supervisión contra la Participación Violenta (SAVE) iniciativa."

Policía del Estado de Nueva York (NYSP)

Las Unidades de Estabilización Comunitaria han sido fundamentales en el enfoque múltiple de la Policía Estatal para interceptar armas de fuego ilegales y proporcionar recursos a las agencias de policía locales con personal insuficiente para abordar de manera proactiva los aumentos repentinos de delitos y los problemas emergentes. Los oficiales, incluidos los detalles caninos, y los investigadores asignados a estas unidades utilizan una variedad de tácticas, como detalles específicos, patrullas dedicadas, colaboración con dueños de negocios y miembros de la comunidad, para abordar la violencia y la calidad de vida en los vecindarios. Las unidades también ayudan a disuadir la actividad delictiva al ayudar a las comunidades locales a aumentar la presencia policial física e interactuar con el público para comprender sus preocupaciones. La propuesta de la gobernadora Hochul aumentará el número de estas unidades de 16 a 25.

La Policía Estatal ampliará su presencia en las fuerzas especiales federales, reforzando su compromiso de colaborar con socios para sacar las armas ilegales de las calles y reducir los delitos violentos. La participación en estos grupos de trabajo también brinda un mayor acceso a la información y la inteligencia, y los grupos de trabajo federales tienen la autoridad y los recursos para cerrar la brecha de manera más fluida a través de los límites estatales, del condado y locales. Además, la Gobernadora trabajará con los fiscales y la policía para garantizar que el ADN de todas las armas de fuego en el estado de Nueva York pueda enviarse al banco de datos de ADN del estado y analizarse más rápidamente para aprovechar aún más el poder de la ciencia para resolver crímenes.

Finalmente, la gobernadora propondrá fondos adicionales para cuatro clases de academias de policía estatal sin precedentes para acelerar la reconstrucción de la fuerza, que está significativamente por debajo de su fuerza total. Esto permitirá que la División dedique más oficiales a los esfuerzos enfocados en combatir delitos graves.

División de Servicios de Justicia Penal del Estado de Nueva York (DCJS)

Antes de la pandemia de COVID-19, Nueva York logró reducciones récord en la violencia armada a través de su enfoque multifacético en programas y estrategias comprobados, que incluyen GIVE, Unidades de Estabilización Comunitaria, el programa SNUG Street Outreach, colaboración y cooperación entre agencias, análisis de delitos, así como intercambio de datos e información entre las agencias policiales locales, estatales y federales. En 2019, el estado de Nueva York reportó 304 homicidios relacionados con armas de fuego, el segundo número más bajo durante el período de 10 años desde 2011 hasta el 2020. Sólo en el 2017 tuvo menos: 296. La cantidad de incidentes de tiroteos que involucraron lesiones y la cantidad de víctimas de tiroteos reportadas por los 20 departamentos de policía que participan en el programa GIVE también disminuyó anualmente desde 2016 hasta 2019, cuando ambos alcanzaron el mínimo en 10 años. Los índice de delitos denunciados también disminuyeron anualmente durante siete años, alcanzando un mínimo histórico en el 2019. Nueva York fue el más seguro de los 10 estados más grandes de la nación. La violencia armada aumentó en todo el país en el 2020 y el 2021, cuando Nueva York y otros estados enfrentaron una pandemia que afectó todos los aspectos de la vida e interrumpió significativamente los sistemas judiciales y de justicia penal, y experimentó un malestar social que no se había visto en una generación. El año pasado, los delitos denunciados también aumentaron en todo el país y el estado de Nueva York. Para abordar esta erosión de la seguridad pública, la gobernadora Hochul aseguró $227 millones para iniciativas de seguridad pública en el 2022, y el estado ha visto progreso como resultado de esa inversión. Se han retirado más de 10,000 armas ilegales de las calles y los datos preliminares muestran que los tiroteos se redujeron en un 16% en las comunidades que participan en GIVE, y los asesinatos se redujeron en un 10% en todo el estado. En comparación con el período previo a la pandemia del 2017 a 2019, los delitos violentos en la ciudad de Nueva York aumentaron un 32%, mientras que las comunidades fuera de los cinco condados experimentaron un modesto aumento del 4% en delitos violentos.

El financiamiento para GIVE se duplicará a $36 millones, lo que ampliará el uso de estrategias basadas en evidencia (vigilancia en puntos conflictivos, disuasión enfocada, prevención del crimen a través del diseño ambiental y divulgación en las calles) y dará como resultado la contratación de más de 150 oficiales de policía y fiscales dedicados exclusivamente a combatir la violencia armada dentro de sus comunidades. Esta iniciativa apoya a 20 departamentos de policía en 17 condados que representan más del 80 por ciento de los delitos violentos que ocurren en el estado de Nueva York fuera de la ciudad de Nueva York: Albany, Broome, Chautauqua, Dutchess, Erie, Monroe, Nassau, Niagara, Oneida, Onondaga, Orange, Rensselaer, Rockland, Schenectady, Suffolk, Ulster y Westchester. Las oficinas de los fiscales de distrito, los departamentos de libertad condicional, las oficinas de los alguaciles y otros socios en esos condados también reciben fondos a través de la iniciativa.

Los fondos de la Ayuda a la Fiscalía se triplicarán con creces a $40 millones, que se utilizarán para contratar fiscales adicionales en las 62 oficinas de los fiscales de distrito del Estado. El Estado también sostendrá $40 millones en fondos de descubrimiento para los 57 condados fuera de la ciudad de Nueva York con su implementación de la ley de descubrimiento y cambios a las leyes de fianza del Estado, los cuales entraron en vigencia el 1 de enero del 2020. Hasta la fecha, el Estado ha asignado $80 millones para los condados, que han utilizado los fondos para capacitación, personal, horas extra, apoyo administrativo, equipo, software y conectividad de datos. Los condados debían presentar planes a DCJS que priorizaran las solicitudes de oficinas de fiscales de distrito, departamentos de policía locales y oficinas de alguaciles, pero la financiación también podría respaldar los servicios previos al juicio y una mayor supervisión de casos como resultado de la reforma de la fianza, las organizaciones sin fines de lucro y los laboratorios forenses.

DCJS también extenderá su Red de Centros de Análisis de Delitos, un modelo nacional y la columna vertebral de los esfuerzos estatales y locales para disuadir, investigar y resolver delitos, a la ciudad de Nueva York. Este nuevo centro se uniría a otros 10 ubicados en los condados de Albany, Broome, Erie, Franklin Monroe, Niagara, Oneida, Onondaga, Orange y Suffolk que atienden a más de 350 agencias policiales en casi 43 condados y manejan más de 60,000 solicitudes cada año.

Con el apoyo de DCJS en asociación con las agencias policiales locales, los centros han ayudado a las autoridades locales a resolver asesinatos, tiroteos, robos, delitos de odio y robos en serie, así como delitos cometidos por grupos delictivos organizados nacionales y regionales. El centro de la ciudad de Nueva York desarrollará y fomentará asociaciones de inteligencia y análisis de delitos con socios en los cinco condados, incluido el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York, para garantizar el intercambio de datos e información en todo el estado. El nuevo centro también se integrará con la capacidad regional existente de análisis de delitos ubicada dentro del Área de Tráfico de Drogas de Alta Intensidad (HIDTA, por sus siglas en inglés) de Nueva York-Nueva Jersey, que se enfoca en interrumpir el comercio ilegal de narcóticos y el ciclo de violencia armada.

La gobernadora Hochul también propondrá fondos adicionales para combatir el flujo de fentanilo hacia el estado. Se desplegarán en HIDTA analistas de delitos adicionales enfocados en la distribución de fentanilo y las muertes relacionadas, y el Estado establecerá una Subvención de Innovación Anti-Fentanilo para los fiscales, lo que les permitirá enfocarse en las cadenas de suministro y enjuiciar los casos que involucran muertes por sobredosis, entre otras propuestas.

Además, la financiación se triplicará para 20 grupos de trabajo de reingreso del condado que brindan servicios dedicados de administración de casos, coordinación de atención y estabilización, en asociación con agencias gubernamentales locales y organizaciones comunitarias. DCJS administrará $12 millones, lo que permitirá que estos grupos de trabajo presten servicios a 7,500 personas al año, un aumento de 5,000 personas. Además de ayudar a satisfacer las necesidades de comportamiento, salud, empleo y educación, esta inversión también ampliará los servicios de estabilización para las personas que enfrentan una crisis, compensará los costos iniciales de vivienda y transporte, proporcionará estipendios e incentivos para la capacitación y el empleo de la fuerza laboral y apoyará a los socios comunitarios que brinden servicios críticos a las personas que regresan a sus comunidades.

Los programas de alternativas al encarcelamiento conectan a las personas con tratamiento y servicios, reducen el uso del encarcelamiento, ahorran dinero a los contribuyentes y mejoran la seguridad pública al reducir la reincidencia. La duplicación de los fondos a $30 millones para estos programas garantizará un mayor acceso y disponibilidad de estos programas, que han demostrado su eficacia y brindan un importante retorno de la inversión: $4 por cada $1 gastado. Nueva York ampliará estos servicios, creará la mejor red del país de programas comunitarios y reducirá las nuevas detenciones de personas en espera de juicio.

Al mismo tiempo, el estado mantendrá su inversión en la financiación de los servicios previos al juicio para todos los condados fuera de la ciudad de Nueva York. Esta financiación respaldará una serie de servicios previos al juicio, incluidos exámenes y evaluaciones, supervisión, un sistema centralizado de gestión de casos e intercambio dedicado de información con el sistema judicial. Los departamentos de libertad condicional y los proveedores comunitarios recibirán este financiamiento fundamental para expandir y mejorar los servicios que mejoran la seguridad pública y que más personas regresen a los tribunales.

Departamento de Correcciones y Supervisión Comunitaria (DOCCS)

El Departamento de Correcciones y Supervisión Comunitaria ampliará el programa piloto de Supervisión contra la Participación Violenta (SAVE) de Rochester a Albany, Buffalo y Syracuse. Las personas en libertad condicional que se identifiquen en el nivel más alto de riesgo de reincidencia serán colocadas en monitoreo electrónico y supervisión intensiva.

DOCCS también recibirá fondos adicionales para proporcionar un oficial senior de libertad condicional de tiempo completo para que sirva como coordinador de datos para cada una de las jurisdicciones de GIVE para facilitar la recopilación y el intercambio de inteligencia a nivel local; e incorporar un investigador principal de tiempo completo dentro de la Oficina de Investigaciones Especiales (OSI) en DOCCS en cada una de las jurisdicciones del grupo de trabajo de violencia armada de la Policía Estatal para asistir y recopilar información entre jurisdicciones.

Estabilizar el servicio de bomberos en todo el estado para mejorar la respuesta ante emergencias

Los departamentos de bomberos voluntarios atienden aproximadamente a 9 millones de neoyorquinos, que es casi la mitad de la población del estado. Sin embargo, en los últimos años, más de las tres cuartas partes de estos departamentos han informado una disminución en la cantidad de personas dispuestas a ofrecerse como voluntarios y servir. Al mismo tiempo, las llamadas de servicio aumentaron un 29 por ciento desde el 1997 al 2020. Estos dos factores dieron como resultado un aumento significativo en las llamadas de ayuda mutua, en las que un departamento que responde a la llamada debe buscar asistencia de un departamento vecino para ayudar. En el estado de Nueva York, las llamadas de ayuda mutua aumentaron un 151 por ciento entre el 2000 y el 2020, en comparación con el aumento nacional de sólo el 61 por ciento. Esto ha causado una presión significativa sobre los recursos y el personal de los departamentos de bomberos voluntarios y de carrera. Para impulsar el reclutamiento y la retención, la gobernadora Hochul propondrá una legislación para permitir que las comunidades paguen una compensación modesta a los bomberos voluntarios elegibles y también creará un fondo estatal para cubrir algunos de los costos asociados con la capacitación básica de los bomberos. El fondo también compensará algunos de los salarios que pierden los voluntarios cuando faltan al trabajo porque están siendo capacitados para servir a sus comunidades.

Contact the Governor's Press Office

Contact us by phone:

Albany: (518) 474-8418
New York City: (212) 681-4640